Asistencial

La Fundació Rossend Carrasco Formiguera atiende de manera regular alrededor de 800 pacientes, tanto en régimen de consulta externa como de hospitalización y  lleva a cabo un seguimiento continuo que contribuye al Control de Calidad del servicio que ofrecemos.

En el aspecto terapéutico somos fieles por una parte al concepto de la “medicina basada en la evidencia”, es decir, en el uso de recursos farmacológicos y no farmacológicos que han estado contrastados por investigaciones rigurosas y por otra parte a la filosofía del “empowerment”, es  decir que, después de disponer de la información necesaria, sea el propio paciente quien tome  sus decisiones terapéuticas.

En el ámbito diagnóstico disponemos de un laboratorio de análisis que permite, en el curso de la misma consulta,  la determinación de bioquímica básica, hemoglobina glicosilada y microalbúmina y también de una cámara no midriática que permite la fotograíia de la retina normalmente sin dilatación de la pupila.

Nuestra experiencia con bombas de insulina se inicia el año 1996 coincidiendo con una mejoría de prestaciones de estos instrumentos. en la actualidad hemos colocado noventa, de las cuales seguimos a día de hoy.

Desde octubre de 2000 trabajamos sensores continuos de glucosa que permiten la lectura continua de la glucosa durante un período de 6 a 14 días, el que facilitando el reajuste de las pautas terapéuticas de insulina. Estos sensores a tiempo real se comienzan a utilizar desde 2008 y son el paso previo al páncreas artificial que está previsto para el 2019.

Otras exploraciones incorporadas son el registro continuo ambulatorio de la tensión arterial (MAPA) y el estudio ambulatorio de la calidad del sueño (Apnea Link).

En la FRCF disponemos para nuestros paciente de una info-tarjeta en formato electrónico que incluye información sobre el historial médico, el tratamiento, los valores de glucosa en sangre y otros datos de interés.